¿Lo que sentimos por los nicaragüenses se resume en adjetivos calificativos?

0

El 12 de enero del 2019, Diario Extra publicó que Costa Rica recibió 23 000 nicaragüenses solicitantes de refugio en el 2018. Las solicitudes se dispararon un 99,7% entre 2017 y 2018, según la noticia. Es conocida la situación de represión, crisis sociopolítica y económica que enfrenta el país vecino. El presidente o dictador Daniel Ortega y su bruja, digo esposa, han actuado sin escrúpulos al imponerse para gobernar la tierra que no los quiere. En Cuba y Venezuela sucede similar, es increíble ver como personas faltas de neuronas y con poder se imponen pese a que son indeseables, causando daño a los demás, ¡qué falta de dignidad!

Es inconcebible la ambición del hombre, su maldad y falta de escrúpulos, pareciera que vamos involucionando, cada vez menos humanos. La comparación con animales nos queda grande, los animales demuestran que los destructores, descerebrados e inadaptados somos los humanos, que vergüenza ¿no creen?

Es respetable la opinión que opta por solidarizarse con cubanos, venezolanos y nicaragüenses que abandonan su patria por la crisis, pero es un asunto difícil de manejar sociopolíticamente en el país que los recibe. Por ejemplo, en Panamá hay muchos venezolanos que están dispuestos a trabajar por salarios bajos, obviamente esto a las empresas les conviene y prefiere contratarlos desplazando a los panameños, esto causa malestar. Lo mismo ocurre en Miami con los cubanos y en Costa Rica con los nicaragüenses, empresas para pagar menos contratan nicas aún de forma ilegal porque las cargas sociales para pymes son a veces insostenibles, por ejemplo.

En algunos casos hay nicaragüenses que llegan hacer maldades, pero dejémonos de varas, los ticos también somos sucios a veces. Cierto, el triángulo de la solidaridad y los precarios con toda su “pobreza” y hediondez nos incomoda, pero si en Costa Rica se da una crisis y nos toca jalar ¿así terminaríamos en otro país o no?

Es cierto que en las calles de chepe ya no se puede transitar por las ventas ambulantes e ilegales de gente que la pulsea, pero hay que tratar de comprender, la xenofobia no ayuda como sociedad. Es cierto, además, que el IMAS, las Redes de Cuido y las becas no dan abasto para los nicas que se les da hasta casa, mientras a los ticos que la ven ruda ruda por ser profesionales y tener sus cositas no les dan el empujoncito por ser de clase media y eso da coraje y es comprensible, pero sigo diciendo que la xenofobia no ayuda.

Lo que se debe hacer es optar por intentar buscar soluciones para enfrentar la migración masiva dejando de lado los adjetivos calificativos o peyorativos hacia las personas nicaragüenses aunque nuestra incomodidad sea comprensible. Agradecer a la vida y pedir que nunca nos falte trabajo y la iluminación divina de la santísima trinidad caiga sobre la Asamblea Legislativa para que tome decisiones acertadas y la migración no nos lleve al caos o crisis, porque es cierto que a como estamos no estaremos dispuestos a mantener más nicas en sus precarios o ha darles casa cuando no hay ni pá nosotros, también hay que ser realistas.

Compartir
Artículo anteriorPICNIC FESTIVAL 2019 YA TIENE FECHA
Artículo siguienteKolbi 9DK viene mejor que nunca
Soy Oblivia, bloguera, escribo artículos de opinión, mochilera, apasionada por la fotografía y disfruto hablar verdades incómodas.